Questions? Feedback? powered by Olark live chat software AdvertisingJennifer Love Hewitt Wallpapers

Etiquetas

Afganistan (1) Albania (2) ALCO (27) Alemania (10) Argelia (6) Argentina (174) Armenia (9) Australia (1) Austria (2) Ayurveda (21) Banblagesh (2) Belgica (5) Bermuda (1) Bielorusia (1) Bolivia (27) Bosnia- Herzegovina (2) Brasil (12) Bulgaria (5) Canada (1) Cerveza (92) Chile (237) Chilenos Cocinando a la Chilena (14) China (22) Chipre (14) Colombia (14) Comidas Típicas Criollas (36) Corea (8) Croacia (1) Cuba (21) De re coquinaria (16) Detox (5) Dinamarca (5) Dulce de Leche (6) Dulces Chilenos (15) Ecuador (12) Egipto (8) El libro de mi casa (11) El Salvador (5) Escandinavia (3) Escocia (1) Eslovaquia (2) España (88) Estados Unidos (36) Etiopia (5) Fibromialgia (54) Filipinas (1) Finlandia (6) Fotosecuencia (44) Francia (16) Georgia (2) Germinados - Brotes (3) Grecia (63) Groenlandia (1) Grupo sanguíneo y dieta (12) Guatemala (5) Guia Cerveza (8) Guyana (2) Haití (2) Hawaii (1) Honduras (2) Hong Kong (2) Hungría (1) India (11) Inglaterra (13) Irak (4) Iran (6) Irlanda (1) Islas Cayman y Antillas Menores (2) Islas Fiji (1) Israel (7) Italia (63) Jamaica (1) Japon (40) Jean Seignalet (3) Jordania (4) Judia (17) Juegos de Tronos (6) Korea (1) Las hicimos (245) Letonia (1) Libano (11) Líbano (2) Libia (2) Libro "Frigorifico La Negra" (1) Liechtenstein (3) Lituania (2) Macuxi (2) Magreb (6) Mapuche (14) Marruecos (6) Mexico (25) Mi Birra (1) Nepal (1) Nicaragua (3) Noruega (2) Notas (1022) Paises Bajos (1) Países Balcanicos (1) Pakistan (4) Palestina (11) Panama (3) Panificacion Teoria (17) Paraguay (26) Peru (32) Pizza (2) Placas (150) Polonia (3) Puerto Rico (1) Quijote (13) Rapa Nui (1) Recetas (1553) Reino Unido (15) Rejuvelac (3) Republica Checa (1) República Checa (1) Republica Dominicana (2) Rumania (2) Rumanía (1) Rusia (18) Serbia (2) Sin TACC (46) Siria (11) Sudafrica (1) Suecia (4) Suiza (1) Sumerios (2) Tailandia (1) Taiwan (2) Tibet (2) Tunez (8) Turquia (25) Ucrania (4) Uruguay (8) Vegano (146) Venezuela (16) Video (19) Vietnam (2) Vitamina B12 (5)

Buscar este blog

domingo, 28 de junio de 2015

Cómo tostar semillas de sésamo

Tostado rápido
  • Tuesta sobre la hornalla. Calienta a fuego medio o bajo, revolviendo ocasionalmente, por entre dos y tres minutos o hasta que las semillas adquieran un color café, brillen y salten o estallen ocasionalmente.
    No añadas aceite a la sartén.


    Si deseas lograr un mayor sabor a nuez, prueba directamente con el método de tostado más prolongado y profundo.
  • Tuesta las semillas en el horno. Alternativamente, puedes precalentar el horno a 175 ºC (350 ºF) y extender las semillas sobre una fuente de hornear sin aceitar. Hornea hasta que estén levemente doradas, sacude suavemente la fuente cada pocos minutos a fin de que el calor se reparta más uniformemente. Por lo general, este proceso se lleva entre ocho y quince minutos, dependiendo del grosor de la capa de semillas de sésamo.
    Usa una fuente de horno profunda, a fin de evitar que las semillas se vuelquen.
    Las semillas de sésamo se pueden quemar con rapidez si la temperatura sube mucho. Permanece en la cocina y no olvides revisarlas frecuentemente.


Deja enfriar las semillas. Una vez que las semillas estén tostadas con cualquiera de ambos métodos, pásalas a una fuente fría y déjalas enfriar hasta que estén a temperatura ambiente. Considera que se enfriarán más rápido sobre una superficie de metal que sobre una de plástico o vidrio.

Tostado profundo

  1. Escoge semillas crudas con o sin cáscara. Las semillas de sésamo con cáscara tienen una cubierta opaca y dura de un color que puede variar desde el blanco grisáceo al negro. Las semillas peladas son siempre muy blancas, casi traslúcidas y brillosas. Puedes tostar cualquiera de ambos tipos de semillas, pero las que no están peladas son más crocantes y tienen un sabor ligeramente diferente. Además, considera que las semillas con cáscara contienen más calcio pero también que podrían ser más difíciles de digerir, a no ser que planees molerlas, por lo que su valor nutricional es comparable.
    Mientras que puedes remojar las semillas sin pelar durante la noche y luego quitarles la cáscara a mano, el proceso es dificultoso y rara vez se hace en casa. Podrás conseguir ambas variedades en una tienda de alimentos asiáticos y a menudo también en las tiendas de productos occidentales.




  • Lava las semillas. Enjuaga las semillas en un colador de malla fina debajo del chorro de agua hasta que esta salga limpia. Si las semillas proceden directamente de la granja o el agua se ensucia mucho, tal vez quieras sumergirlas en un recipiente con agua, revolverlas por un par de minutos y dejarlas remojar. Retira el polvo que suba a la superficie y las piedras que se asienten en el fondo.

    El enjuague no afectará negativamente el poder nutrimental de las semillas. Algunos hasta prefieren remojarlas toda la noche para germinarlas, proceso que podría mejorar la facilidad para digerir ciertos nutrientes. Sin embargo, estas semillas germinadas generalmente se comen crudas, no tostadas.




  • Calienta a fuego alto hasta que las semillas estén secas. Pasa las semillas enjuagadas a una sartén seca u olla y coloca a fuego alto. Revuelve ocasionalmente con una cuchara de madera, pero vigila las semillas constantemente, ya que se pueden quemar con rapidez si la temperatura sube demasiado. Por lo general, este paso se lleva unos diez minutos. Una vez que estén secas, notarás que las semillas se sienten y suenan diferentes cuando las revuelves y que no queda nada de humedad en el fondo de la sartén.
  • Baja el fuego a temperatura media. Continúa revolviendo ocasionalmente durante los siguientes siete u ocho minutos. Cuando las semillas estén totalmente tostadas tendrán un color café claro, brillarán y comenzarán a saltar o a estallar en la sartén.

    Toma unas pocas semillas con la cuchara y apriétalas con tus dedos. Sabrás que ya están tostadas cuando se hagan polvo al aplastarlas con los dedos y, además, porque tendrán un sabor más intenso que las crudas.
  • Deja enfriar y guarda. Extiende las semillas tostadas sobre una fuente metálica para hornear y deja que se enfríen hasta alcanzar la temperatura ambiente. Guarda todas las semillas que no uses inmediatamente dentro de un envase hermético en el refrigerador o congelador.

    Las semillas se conservarán frescas en el refrigerador por más de un año, pero con el tiempo perderán parte de su sabor. Antes de usarlas, vuelve a tostar las semillas en seco por un par de minutos a fin de que recuperen parte de su sabor.




Print Friendly and PDF



Publicar un comentario
BlogBooker

Turn your Blog into a PDF Book/Archive.


BlogBooker