Questions? Feedback? powered by Olark live chat software AdvertisingJennifer Love Hewitt Wallpapers

Etiquetas

Afganistan (1) Albania (2) ALCO (27) Alemania (9) Argelia (6) Argentina (172) Armenia (9) Australia (1) Austria (2) Ayurveda (21) Banblagesh (2) Belgica (5) Bermuda (1) Bielorusia (1) Bolivia (27) Bosnia- Herzegovina (2) Brasil (12) Bulgaria (5) Canada (1) Cerveza (92) Chile (237) Chilenos Cocinando a la Chilena (14) China (21) Chipre (14) Colombia (14) Comidas Típicas Criollas (36) Corea (8) Croacia (1) Cuba (21) De re coquinaria (16) Detox (5) Dinamarca (5) Dulce de Leche (4) Ecuador (12) Egipto (8) El libro de mi casa (12) El Salvador (5) Escandinavia (3) Escocia (1) Eslovaquia (2) España (85) Estados Unidos (36) Etiopia (5) Fibromialgia (54) Filipinas (1) Finlandia (6) Fotosecuencia (44) Francia (16) Georgia (2) Germinados - Brotes (3) Grecia (63) Groenlandia (1) Grupo sanguíneo y dieta (12) Guatemala (5) Guia Cerveza (8) Guyana (2) Haití (2) Hawaii (1) Honduras (2) Hong Kong (2) Hungría (1) India (11) Inglaterra (13) Irak (4) Iran (6) Irlanda (1) Islas Cayman y Antillas Menores (2) Islas Fiji (1) Israel (7) Italia (63) Jamaica (1) Japon (40) Jean Seignalet (3) Jordania (4) Judia (17) Juegos de Tronos (6) Korea (1) Las hicimos (247) Letonia (1) Libano (11) Líbano (2) Libia (2) Libro "Frigorifico La Negra" (1) Liechtenstein (3) Lituania (2) Macuxi (2) Magreb (6) Mapuche (14) Marruecos (6) Mexico (24) Mi Birra (1) Nepal (1) Nicaragua (3) Noruega (2) Notas (1011) Paises Bajos (1) Países Balcanicos (1) Pakistan (4) Palestina (11) Panama (3) Panificacion Teoria (17) Paraguay (26) Peru (32) Pizza (2) Placas (150) Polonia (3) Puerto Rico (1) Quijote (13) Rapa Nui (1) Recetas (1551) Reino Unido (15) Rejuvelac (3) Republica Checa (1) República Checa (1) Republica Dominicana (2) Rumania (2) Rumanía (1) Rusia (18) Serbia (2) Sin TACC (44) Siria (11) Sudafrica (1) Suecia (4) Suiza (1) Sumerios (2) Tailandia (1) Taiwan (2) Tibet (2) Tunez (8) Turquia (25) Ucrania (4) Uruguay (8) Vegano (146) Venezuela (16) VER (2) Video (19) Vietnam (2) Vitamina B12 (5)

Buscar este blog

domingo, 10 de julio de 2016

La sopa de Piedra

La fábula de la sopa de piedra trata sobre la cooperación frente a la escasez.
De acuerdo con la historia, algunos viajeros llegaron a una aldea, llevando nada más que una olla vacía (en otra version, la encontraron por ahí). Al llegar, los aldeanos no querían compartir reservas de comida con los hambrientos viajeros. Éstos llenaron la olla con agua, tiraron una piedra grande y limpia dentro, y la pusieron al fuego en la plaza mayor de la aldea. Uno de los habitantes sintió curiosidad y acercándose les preguntó lo que estaban haciendo. Los viajeros le contestaron que estaban preparando una deliciosa "sopa de piedra", aunque les faltaban algunos acompañamientos para poder incrementar el sabor. El aldeano no tuvo inconveniente en prestarles algunos a cambio de un poco de sopa al final. Otro aldeano pasó por allí, preguntó al respecto, y los viajeros volvieron a mencionar su sopa de piedra, que aún no había alcanzado todo su potencial. El aldeano también les dio un poco de condimentos a cambio de un plato de sopa al final. Más y más aldeanos por curiosidad fueron acercándose, cooperando con más ingredientes. Finalmente todos disfrutaron de una deliciosa y nutritiva olla de sopa.
Esta fábula puede considerarse como una especie de "Traje nuevo del Emperador" a la inversa, en la que nada resulta ser algo al final. La piedra inicial era solo un pretexto para que los aldeanos empezasen a compartir de un modo que ni siquiera habrían considerado sin el catalizador de la "sopa de piedra" que creían estar mejorando.
De acuerdo a la tradición portuguesa, los hechos descritos en el cuento de la "sopa de piedra" tienen lugar en los alrededores de Almeirim, Portugal. A día de hoy, no hay restaurante en Almeirim que no sirva "sopa de piedra".
La misma historia se conoce como sopa de clavos en los países escandinavos y del norte de Europa. En esas versiones, el protagonista principal es normalmente un vagabundo en busca de comida y alojamiento, que convence a una vieja de que preparará una excelente sopa de clavos para los dos si ella le presta algunos acompañamientos para aderezarla. En el este de Europa, la variante de la historia (que tiene más en común con la versión del norte de Europa) es llamada sopa de hacha (o papilla de hacha en Rusia - каша из топора), ya que se usa un hacha como catalizador.

Interpretación y lecciones
  1. Podemos trabajar juntos, cooperar, y al final estar todos mejor.
  2. Si quieres empujar a la gente a que haga algo, no les digas que les necesitas desesperadamente. No intentes apelar a su simpatía y amabilidad. En lugar de eso, crea la impresión de que les estás dando la oportunidad de ser parte de tu éxito.
La sopa de Piedra

Cierto día, llegó a un pueblo un hombre y pidió por las casas para comer, pero la gente le decía que no tenían nada para darle. Al ver que no conseguía su objetivo, cambió de estrategia. Llamó a la casa de una mujer para que le diese algo de comer.

- "Buenas tardes, Señora. ¿Me da algo para comer, por favor?"

- "Lo siento, pero en este momento no tengo nada en casa", dijo ella.

- "No se preocupe - dijo amablemente el extraño-, tengo una piedra en mi mochila con la que podría hacer una sopa. Si Ud. me permitiera ponerla en una olla de agua hirviendo, yo haría la mejor sopa del mundo.

- ¿Con una piedra va a hacer Ud. una sopa? ¡Me está tomando el pelo!

- En absoluto, Señora, se lo prometo. Deme un puchero muy grande, por favor, y se lo demostraré”

La mujer buscó la olla más grande y la colocó en mitad de la plaza. El extraño preparó el fuego y colocaron la olla con agua. Cuando el agua empezó a hervir ya estaba todo el vecindario en torno a aquel extraño que, tras dejar caer la piedra en el agua, probó una cucharada exclamando:
- ¡Deliciosa! Lo único que necesita son unas patatas".

Una mujer se ofreció de inmediato para traerlas de su casa. El hombre probó de nuevo la sopa, que ya sabía mucho mejor, pero echó en falta un poco de carne.

Otra mujer voluntaria corrió a su casa a buscarla. Y con el mismo entusiasmo y curiosidad se repitió la escena al pedir unas verduras y sal. Por fin pidió: "¡Platos para todo el mundo!".

La gente fue a sus casas a buscarlos y hasta trajeron pan y frutas. Luego se sentaron todos a disfrutar de la espléndida comida, sintiéndose extrañamente felices de compartir, por primera vez, su comida.

Y aquel hombre extraño desapareció dejándoles la milagrosa piedra, que podrían usar siempre que quisieran hacer la más deliciosa sopa del mundo.

Moraleja: Con la cooperación se alcanzan resultados notables, aun cuando se parta de contribuciones pequeñas, o incluso insignificantes. Esta es la fuerza milagrosa que tiene el COMPARTIR. Cada uno podemos poner alguna de nuestras virtudes al servicio de los demás y el resultado puede ser espectacular.


La sopa de hacha


En un pequeño pueblo una mujer se llevó una gran sorpresa, al ver que había llamado a su puerta un extraño correctamente vestido que le pedía algo de comer.

-Lo siento- dijo ella -, pero ahora mismo no tengo nada en casa.
-No se preocupe- dijo amablemente el extraño -, tengo un hacha en mi mochila.

Si usted me permitiera echarla en la olla de agua hirviendo, yo haría el guiso más exquisito del mundo.
A la mujer le picó la curiosidad, puso la olla al fuego y fue a contar el secreto del hacha a sus vecinas.
Cuando el agua comenzó a hervir, ya se había reunido todo el vecindario en torno a la olla para ver aquel extraño sujeto y su famoso guiso de hacha.
El extraño dejó caer el hacha en el agua, luego probó una cucharada y exclamó ¡deliciosa! Lo único que necesita es unas cuantas papas.

- ¡Yo tengo unas en mi cocina! -Gritó una mujer, y en pocos minutos estaba de regreso con una gran fuente de papas peladas que fueron derecho al guiso. El extraño volvió a probarlo
- ¡excelente!- dijo y añadió:
- Si tuviéramos un poco de carne, sería más sabroso.

Otra persona que estaba a la expectativa salió rápidamente y regresó con un pedazo de carne, que el extraño colocó en la Olla. Cuando volvió aprobar el caldo, puso los ojos en blanco y dijo:

- ¡Ay qué apetitoso!, Si tuviéramos unas cuantas verduras, sería perfecto.

Uno de los vecinos fue corriendo a su casa y volvió con una canasta llena de cebollas, tomates y pimientos. Después de introducir las hortalizas en la olla, el extraño probó nuevamente la sopa y con tono autoritario, dijo;

-¡Sal!- Aquí la tiene.- le dijo la dueña de la casa.

A continuación dio otra orden:

- ¡Platos para todo el mundo!

Todos se sentaron a disfrutar de la espléndida comida.
Se sentían extrañamente felices mientras reían, conversaban y compartían una comida por primera vez.
En medio del alboroto, el extraño se escabulló muy silenciosamente. Ya había logrado su propósito.


Publicar un comentario
BlogBooker

Turn your Blog into a PDF Book/Archive.


BlogBooker