Questions? Feedback? powered by Olark live chat software AdvertisingJennifer Love Hewitt Wallpapers

Etiquetas

Afganistan (1) Albania (2) ALCO (27) Alemania (9) Argelia (6) Argentina (161) Armenia (7) Australia (1) Austria (2) Ayurveda (21) Banblagesh (2) Belgica (5) Bermuda (1) Bielorusia (1) Bolivia (15) Bosnia- Herzegovina (2) Brasil (11) Bulgaria (5) Canada (1) Cerveza (92) Chile (235) Chilenos Cocinando a la Chilena (14) China (21) Chipre (12) Colombia (14) Comidas Típicas Criollas (36) Corea (8) Croacia (1) Cuba (21) De re coquinaria (16) Detox (5) Dinamarca (5) Dulce de Leche (4) Ecuador (12) Egipto (8) El libro de mi casa (12) El Salvador (5) Escandinavia (3) Escocia (1) Eslovaquia (2) España (84) Estados Unidos (34) Etiopia (5) Fibromialgia (54) Filipinas (1) Finlandia (6) Fotosecuencia (42) Francia (15) Germinados - Brotes (3) Grecia (61) Groenlandia (1) Grupo sanguíneo y dieta (12) Guatemala (5) Guia Cerveza (8) Guyana (2) Haití (2) Hawaii (1) Honduras (2) Hong Kong (2) Hungría (1) India (10) Inglaterra (12) Irak (4) Iran (6) Irlanda (1) Islas Cayman y Antillas Menores (2) Islas Fiji (1) Israel (6) Italia (60) Jamaica (1) Japon (40) Jean Seignalet (3) Jordania (4) Judia (17) Juegos de Tronos (6) Korea (1) Las hicimos (246) Letonia (1) Libano (10) Líbano (2) Libia (2) Libro "Frigorifico La Negra" (1) Liechtenstein (3) Lituania (2) Macuxi (2) Magreb (6) Mapuche (13) Marruecos (6) Mexico (24) Mi Birra (1) Nepal (1) Nicaragua (3) Noruega (2) Notas (995) Paises Bajos (1) Países Balcanicos (1) Pakistan (4) Palestina (11) Panama (3) Panificacion Teoria (17) Paraguay (26) Peru (32) Pizza (2) Placas (148) Polonia (3) Puerto Rico (1) Quijote (13) Rapa Nui (1) Recetas (1519) Reino Unido (14) Rejuvelac (3) Republica Checa (1) República Checa (1) Republica Dominicana (2) Rumania (2) Rumanía (1) Rusia (16) Serbia (2) Sin TACC (44) Siria (10) Sudafrica (1) Suecia (4) Suiza (1) Sumerios (2) Tailandia (1) Taiwan (2) Tibet (2) Tunez (8) Turquia (23) Ucrania (4) Uruguay (8) Vegano (146) Venezuela (16) VER (2) Video (19) Vietnam (2) Vitamina B12 (5)

Buscar este blog

domingo, 11 de diciembre de 2016

Obesidad y dieta saludable

Las causas de la obesidad: hay una causa de hábitos, que es el sedentarismo y además una social. La social está dada por la amplitud de oferta de comidas, los cambios de hábitos, la compra y el consumo, comprar a granel en el changuito. Además, la gente come mucho afuera de la casa o compra comida hecha que contiene más grasa que la comida casera. Quiere decir que, básicamente, es una cuestión de educación.

Hay una predisposición genética para tener un desorden alimenticio, pero después influye lo cultural, tener un desorden de la alimentación es básicamente un hecho cultural. Hay culturas que no los tienen hasta que les llega la globalización, la televisión y los Mc Donalds, y ahí entra la obesidad. Junto con la obesidad entran las dietas y atrás de las dietas llegan los desórdenes de la alimentación.

Los regímenes pueden crear desórdenes alimenticios de acuerdo a la predisposición de la persona y a la credibilidad del plan. Porque si uno hace un plan sensible, en el que no recibe presión para adelgazar, ahí tiene menos chance de desarrollar un desorden alimenticio. Ahora, si uno hace un plan muy estricto en el que recibe presiones, lo más probable es que lo deje al poco tiempo o que le genere algún desorden.

Lo que una persona puede bajar por mes y sin caer en desórdenes depende de cada persona, en general, alrededor de 400 gramos por semana está bien, pero la gente quiere bajar más. Si una persona baja el 2% de su peso por mes, es fantástico.

Cuanto más lento es el descenso, más tiempo se puede mantener así porque el cuerpo se va adaptando. Pero también ocurre que si tarda mucho tiempo la persona se aburre. Y si además compara con los resultados de los tratamientos hechos con pastillas, diuréticos, laxantes o anfetaminas, que son mucho más rápidos, se desilusiona.

Para mantener el peso, una vez alcanzado el ideal, es difícil. Porque muchos piensan que la obesidad se cura, pero es incurable. Es controlable y recuperable, pero es incurable. Y si uno pierde el entrenamiento empieza a comer nuevamente y, obviamente, a subir de peso. Al ser una enfermedad crónica, se necesita un tratamiento crónico.
El éxito de la recuperación depende de que la persona gorda integre un concepto: que tiene una alteración y, por lo tanto, siempre tendrá que mantener la guardia alta. Una persona gorda recuperada, si se sigue cuidando, tiene todas las posibilidades de mantenerse en su peso indefinidamente.
Se mantiene mejor la gente que hace por lo menos 5 comidas por día, preferentemente 6, la gente que come muchas verduras, muchos productos de la tierra y pocas cosas grasas, pocos azúcares, que se da los gustos periódicamente y que no se le va la mano con el alcohol. Y, por supuesto, los que realizan actividades físicas.

Ninguna cosa por sí sola engorda, pero si vos tomás 100 centímetros cúbicos de vino al día, que no es nada en cantidad, son más o menos 100 calorías, que es poco, pero en un mes son 3.000 y en un año 36.000 calorías que conforman unos 5 kilos de grasa. En el año, una mujer debería consumir entre 550.000 y 600.000 calorías, calculando entre 1.500 y 1.700 calorías diarias. Si gastás esa misma cantidad, vas a mantener tu peso y si aumentás la actividad física, vas a bajar de peso. Pero si comés lo mismo y pasás a tener una vida más sedentaria, todo el día atrás de un escritorio por ejemplo, vas a subir. Si comés todos los días un chocolatito de 100 calorías, al finalizar el año vas a haber comido 36.000 de más.

Pasados los 40 años hay que consumir 100 calorías diarias menos por cada década. Después de los 40 baja el metabolismo un 5%. A los 50 un 10% y a los 70 un 30%. Hay que compensarlo comiendo menos.

Lo ideal es comer mucho de lo que no se mueve (esto es todo lo que sale de la tierra, salvo el aceite y el azúcar) y poco de lo que se mueve y sus derivados (pollo, lácteos y carnes, excepto el pescado).

En el invierno, debemos comer la misma cantidad de calorías que en el verano. No hay por qué aumentarla, el cuerpo no la necesita, porque no estamos expuestos todo el día al frío, salvo un trabajador de la construcción. En todo caso, si hubiera que cambiar, debería ser al revés y comer menos, porque te movés más en verano que en invierno. Lo que sí se puede hacer en invierno, es reemplazar comidas frías por algunas más calientes, como la sopa o el guiso.




Publicar un comentario
BlogBooker

Turn your Blog into a PDF Book/Archive.


BlogBooker